Los cachorros recién nacidos son animales encantadores, tiernos y adorables. Pero, también seres delicados, que dependen totalmente de su madre durante sus primeros días de vida, hasta que pueden valerse por sí mismos.

Habrá ocasiones en los que tengas que hacerte cargo de sus cuidados, ya sea con o sin presencia de la madre. Y, recurrir a ciertas pautas básicas de atención será necesario, razón por la que en este artículo podrás conocer cómo proceder con los cuidados básicos para un perro recién nacido.

Visitar al veterinario es clave

A la hora de darle los mejores cuidados a tu cachorro, las visitas al veterinario son fundamentales, ya que este nos asesorará indicando las pautas a seguir para mantener a nuestro cachorro sano y lograr su correcto desarrollo y bienestar.

Además, será el veterinario el que examine su estado de salud pudiendo detectar problemas y necesidades específicos que requieran de cuidados o tratamientos concretos.

En Centro Integral Veterinario VPRO en Aguadulce te brindaremos la mejor atención veterinaria con servicio de asesoramiento personalizado, así como revisión completa del estado de salud de tu cachorro.

Observa a los cachorros de principio a fin

Desde el momento en que nacen es importante que observes el estado de los cachorros. Es decir, si respiran regular o irregularmente, si tienen alguna deformidad, diferencia de peso entre las crías, o bien, la relación entre la madre y el cachorro.

Este es el punto más importante, puesto que el cuidado natural que proporciona la madre influye de muchas formas en el animal. Durante los cuidados de un cachorro, no puedes dejar que les falte el calor maternal, debido a lo que esto significará tanto física como psicológicamente para el perro.

La nutrición de las nuevas crías

La leche de la madre es el alimento fundamental para el correcto desarrollo de sus crías, sobre todo, porque en ella se halla el calostro.

Pero ¿qué es el calostro? El mismo es una mezcla de grasas, agua, carbohidratos y proteínas, en el que también está presente un compuesto llamado inmunoglobulinas.

Esta última, junto a las antes mencionadas, proporciona todo el valor nutricional que necesita el cachorro para crecer, además de protegerlo de enfermedades durante dicho proceso.

Sin embargo, puede ocurrir que tus cachorros se queden sin su madre, o bien, que hayas adoptado a un pequeño que no debió ser destetado todavía. En ese caso, debes recurrir a los cuidados básicos para perros recién nacido y obtener leche materna preparada, tu veterinario te recomendará la más adecuada.

Por otra parte, la alimentación de tus pequeños cachorros suele ocurrir cada dos a tres horas, intervalo que irá aumentando conforme hayan pasado las primeras semanas.

Atento siempre a la temperatura

Tanto como la alimentación, mantener la temperatura de los perros es otro aspecto fundamental en los cuidados de un perro cachorro, y del que debes estar muy atento. Esto debido a que los pequeños se encuentran a una temperatura ideal dentro del vientre, y cuando salen, dicho calor debe mantenerse para que estos sobrevivan.

Una de las razones más comunes de problemas de salud en cachorros recién nacidos es a causa de una temperatura poco favorable.

Por ello, lo recomendable es que tengas a disposición para tu perrita y sus cachorros un lugar cómodo, con cierta privacidad y sobre todo cálido. Para ello puedes disponer de cualquier colchón, mantas de cierto grosor y algunos cojines o almohadas.

Asimismo, es aconsejable que tengas un recambio de estos elementos, ya que deberás asear el lugar cada día para mantener la salud de los pequeños. Es algo fundamental durante los cuidados básicos perro recién nacido, y evitarás enfermedades relacionadas con el polvo y la suciedad.

Socialización con sus hermanos

La socialización de los cachorros en sus primeras semanas de vida les permitirá desarrollar las conductas apropiadas de un perro, así como a valerse por sí mismos más adelante. Por otra parte, este período de interacción les concederá un estado psicológico más sano y alegre.

Por ello, es importante no alejar a ningún cachorro de sus hermanos o madre durante los primeros dos-tres meses de vida. Además deberás habituarlo a contactos con personas (poco tiempo), con ruidos (tormentas, petardos, coche: puedes ponerle audios) y otros animales (gatos, otros perros… siempre que estén correctamente vacunados).  Es uno de los factores más esenciales de los cuidados de un cachorro.

Encárgate de desarrollar a plenitud un sentido indispensable en su vida el olfato: esconde comida en diferentes sitios y estimúlalo a buscarla. Es un juego muy divertido para todos.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad a la hora de cuidar de tu cachorro recién nacido y no olvides la importancia de acudir al veterinario para que este revise el estado de tu cachorro y te indique los mejores cuidados adaptados a sus circunstancias y necesidades concretas y el momento de comenzar con el proceso de prevención de enfermedades parasitarias e infecciosas.

Centro Integral Veterinario VPRO en Aguadulce es tu clínica veterinaria de confianza con años de experiencia y un equipo de profesionales que le brindará a tu cachorro la mejor atención.