Qué es la rabia

La rabia es una de las enfermedades dentro de la categoría de zoonosis, es decir, enfermedades transmisibles de animales a seres humanos, más peligrosas, ya que se trata de una patología letal y que puede poner en riesgo la salud no solo de nuestras mascotas, sino de nuestro hogar al completo. Constituye una enfermedad infecciosa que actúa sobre el sistema nervioso central y que afecta prácticamente a la totalidad de los mamíferos. Está provocada por el virus Rhabdoviridae, y presenta un elevadísimo grado de letalidad de casi el 100%, salvo en casos excepcionales.

Cómo se contagia la rabia

El virus se acumula principalmente en la saliva del animal infectado y en la práctica totalidad de los casos se transmite a través de la mordedura, aunque también existe riesgo de contagio mediante contacto de la saliva del animal con heridas abiertas, mucosas, etc., pero se trata de situaciones con una incidencia mucho menor y muy poco comunes. De este modo, contra esta patología la Medicina Preventiva ejerce un papel determinante, ya que solo mediante la prevención a través de la vacunación contra la rabia es que podemos mantener protegida a nuestra mascota y el resto de miembros de nuestro hogar evitando la contracción de esta enfermedad letal y que representa un peligro para la salud pública.

Síntomas de la rabia

Hay que señalar que la enfermedad presenta un período previo de incubación que puede durar entre 3 y 8 semanas durante el cual el animal infectado no da muestras de padecer la patología. Tras este período es que empiezan a surgir los primeros signos de la enfermedad. El virus alcanza el cerebro propagándose a través del sistema nervioso, de manera que cuanto más alejado esté el mordisco causante de la infección del mismo, más largo será el período de incubación.

Fases de la rabia

Se trata de una enfermedad que cursa en tres fases definidas que pueden llegar a solaparse. Estas etapas son:

Etapa prodrómica

Se caracteriza por el cambio de conducta del animal que se ve reflejado en un comportamiento huidizo y nervioso, aunque, asimismo, puede darse el caso contrario mostrándose excesivamente cariñoso. También puede aparecer fotofobia o sensibilidad a la luz, y aumento de la salivación que genere dificultades para tragar. Dura entre 2 y 8 días y en la etapa final de esta fase puede aparecer una actitud apática e indolente.

Etapa de rabia furiosa

En esta etapa el perro se muestra hiperactivo, nervioso y agresivo, pudiendo morder o atacar sin razón a cualquier persona (incluso a sus propietarios), animal o cosa que se ponga por delante. También puede experimentar episodios de convulsiones. Un alto porcentaje de los animales que sufren la enfermedad fallecen durante esta fase.

Etapa de encefalitis rábica

Esta es la fase final de la patología que provoca una parálisis al paciente la cual desemboca en un estado de coma y, finalmente, la muerte por insuficiencia cardíaca y/o respiratoria. Sin embargo, cabe destacar que es posible que nuestra mascota no alcance siquiera esta fase, ya que, como hemos mencionado, un alto porcentaje de los perros infectados de rabia fallecen en la segunda etapa.

Tratamiento de la rabia en perros

Desafortunadamente, no existe un tratamiento efectivo contra esta fatal patología, de ahí la extraordinaria importancia que reviste la prevención de la rabia para proteger tanto a nuestra mascota como al conjunto de miembros de nuestro hogar y la sociedad en general.

Prevención de la rabia

La clave para prevenir la rabia reside en la vacunación

El seguir un adecuado protocolo de vacunación contra la rabia con la administración de la vacuna contra esta patología a partir de los tres meses de edad y sus correspondientes dosis de refuerzo de forma anual, es la forma de asegurarle la máxima protección a nuestro can. Contra la rabia, la prevención es nuestro mayor aliado La vacunación representa la principal defensa de nuestra mascota frente a esta enfermedad letal y el seguir un adecuado protocolo preventivo indicado por un veterinario la mejor protección para nuestra mascota. Por otro lado, en el caso de que nuestra mascota haya sido mordida por cualquier animal salvaje debemos limpiar y desinfectar la herida y acudir rápidamente al veterinario para que este evalúe la situación lo antes posible. Esperamos que esta serie de consejos os ayuden a conocer la importancia de estar prevenido ante esta peligrosa enfermedad y de las medidas preventivas como medio para mantener a nuestras mascotas y resto de miembros del hogar sanos y protegidos.

En Centro Integral Veterinario VPRO en Aguadulce tu mascota recibirá la mejor protección contra la rabia

En nuestra clínica veterinaria en Aguadulce administramos la vacuna contra la rabia para brindarle la mejor protección veterinaria a tu mascota contra esta grave enfermedad. Además, te asesoraremos e indicaremos el momento más adecuado tanto para la primera vacunación contra la rabia como para las dosis de refuerzo con el fin de maximizar el período de protección contra ella, con lo que conseguir el máximo bienestar para tu compañero peludo. Consúltanos o pide tu cita

#FrenarLaCurva