El otoño es una estación del año que trae consigo cambios en el clima, la vegetación y la luz. Estos cambios pueden afectar de diferentes maneras a nuestras mascotas, tanto a nivel físico como emocional. Por eso, es importante conocer cómo el otoño influye en el bienestar de nuestros animales y qué medidas podemos tomar para cuidarlos mejor.

¿Cómo afecta el cambio climático a mi mascota?

El cambio climático es un fenómeno global que altera las condiciones meteorológicas y ambientales de nuestro planeta. Esto puede provocar que el otoño sea más cálido, seco o lluvioso de lo habitual, lo que puede afectar a la salud y el comportamiento de nuestras mascotas.

Por ejemplo, el aumento de la temperatura puede favorecer la aparición de parásitos externos, como pulgas y garrapatas, que podrían transmitir enfermedades a nuestros animales. También puede aumentar el riesgo de golpes de calor, deshidratación o insolación, especialmente en razas de pelo largo o grueso.

Por otro lado, la disminución de la luz solar puede alterar el ciclo circadiano de nuestras mascotas, provocando cambios en su apetito, sueño o estado de ánimo. Además, la caída de las hojas puede ocultar objetos peligrosos, como cristales, alambres o agujas, que podrían herir a nuestros animales si los pisan o los ingieren.

¿Qué enfermedades son más frecuentes en otoño?

El otoño es una época del año en la que se producen cambios bruscos de temperatura, humedad y presión atmosférica. Estos cambios pueden debilitar el sistema inmunológico de nuestras mascotas y hacerlas más vulnerables a contraer enfermedades respiratorias, como bronquitis, neumonía o gripe. También pueden favorecer la aparición de alergias, dermatitis o conjuntivitis, causadas por el polen, el polvo o los ácaros.

Otras enfermedades frecuentes en otoño son las articulares, como la artritis o la artrosis, que se agravan con el frío y la humedad; las digestivas, como la gastritis o la diarrea, provocadas por el consumo de alimentos en mal estado o por el estrés; y las parasitarias, como la leishmaniosis o la filariosis, transmitidas por insectos vectores que pueden estar más activos en esta estación.

¿Qué cuidados especiales debo tener durante el otoño con mi mascota?

Para proteger a nuestras mascotas de los efectos del otoño, es importante seguir una serie de cuidados especiales que garanticen su salud y su bienestar. Algunos de estos cuidados son:

Mantener una alimentación equilibrada y adaptada a las necesidades de cada animal.

Es posible que en otoño nuestras mascotas necesiten más calorías para mantener su temperatura corporal, pero también hay que evitar el sobrepeso y la obesidad. Por eso, es conveniente consultar con el veterinario qué tipo y cantidad de comida debemos darle a nuestra mascota.

Ofrecer agua fresca y limpia a nuestra mascota en todo momento.

El agua es esencial para hidratar a nuestro animal y prevenir problemas renales, urinarios o digestivos. Además, ayuda a regular la temperatura corporal y a eliminar toxinas.

Reforzar la higiene y el cuidado del pelo y la piel de nuestra mascota.

El pelo es una capa protectora que aísla a nuestro animal del frío y del calor, pero también puede acumular suciedad, parásitos o bacterias. Por eso, es importante cepillar a nuestra mascota con frecuencia para eliminar los nudos, los restos de hojas o las semillas que puedan quedar enganchadas en su pelaje. También es recomendable bañar a nuestra mascota con un champú adecuado para su tipo de piel y pelo y secarla bien después para evitar enfriamientos.

Proteger a nuestra mascota del frío y la lluvia.

Si nuestra mascota pasa mucho tiempo al aire libre o tiene poco pelo, puede ser necesario abrigarla con un jersey o un impermeable cuando salgamos a pasear. También debemos evitar que se moje demasiado o que se acueste en superficies frías o húmedas. En casa, debemos proporcionarle un lugar cálido y confortable donde pueda descansar y dormir.

Prevenir y tratar las enfermedades y los parásitos.

Es fundamental llevar a nuestra mascota al veterinario con regularidad para que le haga revisiones, vacunas y desparasitaciones. También debemos estar atentos a cualquier síntoma o signo de malestar que pueda presentar nuestra mascota, como tos, estornudos, secreciones, fiebre, pérdida de apetito, vómitos, diarrea, cojera, picor o irritación. Ante cualquier duda o sospecha, tenemos que consultar con el veterinario lo antes posible.

Cuida a tu mascota de los cambios que trae el otoño en nuestro Centro Integral Veterinario VPro

El otoño es una estación del año que puede afectar a nuestras mascotas de diferentes maneras. Por eso, es importante conocer qué medidas podemos tomar para cuidarlos mejor. Así, podremos disfrutar de esta época del año con nuestra mascota de forma segura y saludable.

Sin embargo, es importante prevenir cualquier posible inconveniente que pueda traer consigo este cambio de estación. Por ello, te invitamos a consultar con nuestros profesionales de Centro Integral Veterinario VPro