Las mascotas en piscinas y playas están expuestas a peligros que pueden acabar en accidentes desafortunados si no tomamos las precauciones adecuadas. En este artículo, exploraremos los peligros existentes alrededor de esta aparentemente inofensivas actividades y cómo prevenir que nuestras mascotas sufran accidentes acuáticos.

Principales peligros para mascotas en piscinas y playas

Ahogamiento

El ahogamiento es el riesgo más grave para las mascotas en piscinas y playas. Aquellos animales que se lanzan al agua sin saben nadar o estando cansados, podrían tener dificultades para salir de ella y corren el riesgo de ahogarse si no son supervisados adecuadamente.

Exposición al calor

El calor intenso es muy peligroso para las mascotas y es algo que siempre debemos tener en cuenta. En las playas, la arena caliente puede quemar las almohadillas de las patas, y tanto en las piscinas como en las playas, la combinación de la exposición directa y prolongada al sol y el constante acceso al agua aumenta el riesgo de golpe de calor.

Quemaduras solares

Las mascotas de pelaje claro o sin pelo son especialmente susceptibles a las quemaduras solares. Es importante proteger su piel con protector solar seguro para mascotas y limitar su tiempo al sol durante las horas más calurosas del día.

Ingestión de agua salada

La ingestión de agua salada puede causar desequilibrios electrolíticos y problemas gastrointestinales en las mascotas. Por ello, asegúrate de que tengan acceso a agua dulce y evita que beban agua salada.

Productos químicos

En las piscinas, los productos químicos utilizados para mantener el agua limpia, como el cloro, resultan tóxicos para las mascotas si son ingeridos. Además, los residuos químicos en el pelo o la piel de las mascotas podrían causar irritación si no se lavan adecuadamente después del baño.

Obstrucciones intestinales

En la playa, los desechos u objetos extraños que se encuentran en la arena representan un peligro si son ingeridos por las mascotas. Esto conlleva incluso obstrucciones intestinales que requerirían atención veterinaria inmediata.

Hidratación adecuada

Es crucial asegurarse de que las mascotas tengan acceso a agua fresca en todo momento, especialmente durante actividades al aire libre cuando las temperaturas se disparan. La deshidratación es un peligro muy grave, sobre todo en entornos acuáticos donde el calor y la actividad física aumentan la pérdida de líquidos.

Supervisión y apoyo

Al permitir que las mascotas naden en piscinas o jueguen en la playa, es importante supervisarlas de cerca en todo momento. Asegúrate de que tu mascota sabe nadar, está cómoda en el agua y sé su apoyo si crees que no está preparada para estar sola. Por supuesto, esto forma parte de un consejo general y esencial: nunca pierdas de vista a tu mascota en la playa o en la piscina.

Prevención de accidentes acuáticos de mascotas en piscinas y playas

Supervisión constante

La supervisión constante es clave para prevenir que nuestras mascotas sufran accidentes en piscinas y playas. Nunca dejes a tu mascota desatendida cerca del agua y mantenla dentro de tu vista en todo momento. Debes estar siempre alerta y listo para intervenir si tu mascota muestra signos de dificultades en el agua.

Enseña a tu mascota a nadar correctamente

No todos los perros saben nadar instintivamente, y algunos pueden necesitar ayuda para sentirse cómodos en el agua. Si planeas llevar a tu mascota a la playa o a la piscina, invierte el tiempo necesario en asegurarte de que aprende a nadar correctamente y está lista para dar el paso.

Usa dispositivos de flotación

Si tu mascota tiene dificultades específicas en el agua, puedes usar dispositivos de flotación diseñados para estos casos. Este tipo de chalecos salvavidas proporcionan un nivel adicional de seguridad y ayudan a mantener a tu mascota a flote.

Evita zonas peligrosas

Antes de elegir un sitio para nadar con tu mascota, explora bien el área y confirma que sea un lugar seguro para realizar esta actividad. Evita áreas con fuertes corrientes, aguas profundas o peligros subacuáticos, como rocas afiladas o escombros.

Mantén a tu mascota cerca de ti

Si tienes una piscina en casa, considera instalar una valla o puerta de seguridad para evitar que tu mascota acceda al área de la piscina sin supervisión. Por otro lado, en la playa, mantén a tu mascota cerca de ti y alejada de áreas peligrosas como muelles o embarcaderos.

Baña a tu mascota al llegar a casa

Después de nadar en la piscina o en el mar, es importante bañar a tu mascota con agua dulce para eliminar restos de cloro, sal y otros residuos que puedan irritar su piel o causar problemas de salud si se ingieren.

Proporciona sombra y descansos frecuentes

Si vas a pasar mucho tiempo al sol o en el agua con tu mascota, no olvides que también necesita tomar descansos frecuentes y ratos bajo la sombra en los que se hidrate y se estabilice tu temperatura corporal.

En Centro Integral Veterinario Vpro, resolveremos cualquier duda que tengas sobre los peligros para las mascotas en piscinas y playas durante el verano.

En Centro Integral Veterinario Vpro comprendemos la importancia de mantenerse alerta sobre los peligros que suponen las piscinas y las playas para nuestras mascotas. Los accidentes acuáticos son más comunes de lo que parecen, especialmente cuando no se tiene la información necesaria sobre ellos.

Si tienes cualquier duda o deseas conocer las necesidades específicas de tu mascota durante el verano para mantenerla protegida de los accidentes acuáticos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estudiaremos el caso de tu compañero peludo y nos aseguraremos de que pase un verano feliz y saludable!